Entrevistas con la élite – Javier Gómez Noya: “Mi motivación y mi actitud son básicamente las mismas ahora que cuando tenía 18 ó 20 años”

Por Iñigo Mujika , el 30 noviembre 2010
Javier Gómez, minutos después de proclamarse Campeón del Mundo 2010 en Budapest.

Javier Gómez, minutos después de proclamarse Campeón del Mundo 2010 en Budapest.

1. Cuando iniciaste tu carrera como triatleta, ¿creías poder llegar hasta donde has llegado? ¿Cuándo te diste cuenta y qué te hizo pensar que podías ser el número uno mundial del triatlón de distancia olímpica?

Al principio no me marqué metas muy altas, simplemente disfrutar del deporte, aprender e ir mejorando poco a poco. Lo que tuve claro desde un principio es que esto me apasionaba y que quería trabajar para mejorar. Me di cuenta de que tenía potencial y, poco a poco, con el paso de los entrenamientos y las competiciones, empecé a ver que podía llegar lejos. Fue una evolución bastante natural. Toda mi carrera he ido progresando, sin grandes saltos pero sin parones ni estancamientos. Sin prisa pero sin pausa, como se suele decir. Quizá mi inesperada victoria en el mundial sub-23 de 2003 en Nueva Zelanda supuso un punto de inflexión en mi carrera. A partir de ahí sí que vi posibilidades reales de llegar a ser campeón del mundo absoluto.

2. Con todas las victorias que tienes a tus espaldas, ¿cómo se motiva un campeón como tú para entrenar más y mejor y vencer a tus rivales, que por cierto cada día son más y mejores?

Mi motivación y mi actitud son básicamente las mismas ahora que cuando tenía 18 ó 20 años. Me encanta lo que hago, disfruto muchísimo y mi única preocupación es tratar de mejorar, corregir defectos… ser perfeccionista. Eso es lo que me motiva, no el pensar directamente en ganar títulos.

3. A lo largo de los años has estado rodeado de personas de confianza que te han ayudado a llegar hasta aquí. ¿Quiénes son esas personas fundamentales en tu carrera y qué es en concreto lo que tienes que agradecerles?

Hay mucha gente que me ha ayudado en mayor o menor medida y a los que tengo mucho que agradecer. Desde la Federación Gallega de Triatlón y concretamente Paco Villanueva, un gran amigo, Nicolás Bayón y mis padres. Los destacaría simplemente porque sin ellos mi carrera como triatleta habría acabado en 1999. Por supuesto, mi entrenador desde que empecé hasta 2008, José Rioseco, con quién aprendí a entrenar, y sobre todo a entrenar bien. Mi actual entrenador, Omar González, algunos amigos desde la infancia que siempre han estado ahí apoyándome, mi novia, alguna exnovia también… He tenido la suerte de tener gente maravillosa cerca de mí.

4. ¿Cuáles son los apoyos especializados con los que cuentas hoy en día a tu alrededor desde el punto de vista médico, fisiológico, nutricional, biomecánico, psicológico, etc.?

La verdad es que no tengo demasiados apoyos en ese respecto. A nivel médico, Nicolás Bayón es quien me hace un seguimiento cardiológico que debo realizar cada cierto tiempo. Además, Fernando Huelín, médico del Centro Galego de Tecnificación Deportiva y un amigo también me controlan las analíticas, me dan consejos… Conocen este deporte muy de cerca y eso es un gran punto a su favor. Nunca he trabajado con psicólogos, fisiólogos… Quizá podría ser positivo e interesante, pero siempre me han ido las cosas bastante bien y nunca me he preocupado demasiado por eso. Aunque reconozco que pueden ser un apoyo importante y no descarto trabajar con ellos en un futuro.

5. Y ya que estamos en este punto… ¿podrías decirnos cuál sería tu estrategia de recuperación y nutricional posterior a las sesiones de entrenamiento más exigentes? ¿Qué suplementos nutricionales utilizas, si es que los utilizas?

Lo que siento que mejor me sienta después de una sesión dura de entrenamiento es el agua fría, sobre todo para las piernas. A mí particularmente me recupera mejor y me queda una mejor sensación que después de un masaje. También soy muy exigente a la hora de estirar y de hacer sesiones específicas de estiramientos, y me gusta trabajar con un osteópata que de vez en cuando me “pone a punto”. En cuanto a suplementos nutricionales, mucha gente no se lo cree o me mira un poco raro porque no utilizo ninguno. Eso sí: con la comida soy muy exigente y la calidad debe ser muy alta de todo lo que como. Controlo mucho la alimentación tratando de que sea lo más sana y variada posible.

6. Estas dos últimas temporadas se ha visto que Alistair Brownlee y tú estáis por encima del resto de triatletas en la carrera a pie, y que un buen número de carreras se deciden en una pugna entre ambos en este segmento. En vista de su juventud y progresión, ¿qué estrategias te planteas para poder hacerle frente en los próximos años?

Alistair es un gran atleta. Tengo mucho respeto por lo que ha hecho a una edad tan temprana. No sólo a mí, sino a todos los que dominábamos el circuito mundial, nos ha hecho tratar de evolucionar, de mejorar para poder vencerle. Yo creo que he mejorado y voy más rápido que hace un par de años. He conseguido vencerle en algunas carreras y estoy muy orgulloso de ello porque sin duda es el rival más duro al que me he enfrentado. Es difícil de batir porque tiene muy pocos puntos débiles. No puedes atacar su punto débil. Es un nadador muy seguro, uno de los mejores en bici, sobre todo si la carretera se empina, y ya sabemos todos lo mucho que corre. Por tanto, para vencerle generalmente tienes que atacar su punto fuerte, que es la carrera a pie y ser más rápido que él, cosa que no es fácil. Ahora sé que cuando estoy al 100% puedo ganarle y también voy conociendo su manera de correr. El único secreto es mejorar, ser más rápido que el año anterior y luego saber atacar en el momento justo.

7. ¿Ves a algún triatleta en particular que pueda poner en peligro ese dominio Alistair-Javi, Javi-Alistair?

Puede que sea cierto que, estando a nuestro mejor nivel, hayamos sido los mejores esta temporada. Pero hay otros grandes triatletas que nos ponen las cosas muy difíciles. Y de un año a otro todo puede cambiar: gente joven que aparece desde abajo, triatletas ya consolidados que mejoran… Alistair no es el único rival. Siempre están ahí los Docherty, Kahlefeldt, Frodeno, Don… o Jonathan Brownlee, que aunque ya es una realidad, tiene un potencial impresionante de cara al futuro.

8. Tu carrera a pie es excepcional, pero eres también uno de los mejores nadadores del triatlón mundial. ¿Qué importancia le das a este segmento no sólo en competición, sino en dedicación temporal dentro de tus planes de entrenamiento?

Si no eres un buen nadador no tienes posibilidades de ganar una carrera del campeonato del mundo. Dicho esto, se ve la importancia que tiene. Si quieres estar en la pelea tienes que salir delante en el agua. Afortunadamente yo provengo del mundo de la natación y nunca he tenido demasiados problemas en el agua, pero también dedico una buena parte de mi tiempo a la piscina. Sobre todo en invierno, trato de hacer una buena base de trabajo en el agua, con unos 30-40 km semanales.

9. ¿Es esta dedicación al segmento acuático similar a lo largo de toda la temporada, o va variando en función del momento de la misma? ¿Cómo?

Varía. Como decía, en invierno es cuando hago un mayor trabajo en el agua, marcándome habitualmente una meta al final de ese ciclo (febrero), que suele ser alguna competición de natación donde trato de lograr una buena marca. A partir de ahí, la exigencia de mi entrenamiento de natación disminuye, estabilizándome en unos 20-25 km semanales, con un día de mucha intensidad, que me sirve para mantener un nivel bueno para el triatlón y que me permite poder dedicar más tiempo y esfuerzo a la bici y la carrera.

10. Hasta hace bien poco tenías el récord de Galicia en 1.500 m. en piscina corta. ¿Vas a intentar recuperar ese récord y mejorar de paso tu marca personal con el ciclo de natación este invierno?

No lo creo. En 2010 tampoco lo intenté aunque hice también un ciclo bueno de agua. Estoy muy contento con las marcas que he logrado en los últimos años, pero ahora, siempre tratando de mantener un buen nivel en el agua, mi idea es tratar de ser mejor corredor ya que creo que tengo margen de mejora en este segmento.

11. Hemos hablado de la natación y la carrera a pie, ya que da la sensación de que el segmento ciclista ha quedado algo devaluado en las carreras con drafting. ¿Qué importancia le das al segmento ciclista en el triatlón de distancia olímpica ITU hoy en día, tanto en competición como en entrenamiento?

El ciclismo en pruebas con drafting tiene mucha importancia. Muchas veces una importancia invisible para el espectador. Me refiero que a los mejores ciclistas les pasa menos factura a la hora de correr que otros que no son tan buenos en bici. Por eso a veces te sorprende ver a un gran corredor que no va tan rápido como se le supone teniendo en cuenta que es capaz de realizar grandes marcas en atletismo. La bici pasa factura y no a todos por igual. Además, el drafting hace las pruebas más interesantes, a mi modo de ver, desde el punto de vista táctico; hay escapadas, ataques… te obliga a tomar muchas decisiones en carrera, a vigilar a tus rivales, a tratar de escaparte de ellos si te interesa, hacer alianzas con otros corredores… Lo que no me gustan son algunos de los circuitos; creo que la ITU debería de buscar circuitos más atractivos en la bici, más duros para que se pudiera ver un mejor espectáculo.

A la hora de entrenar, hago también un ciclo de algo más de un mes con bastantes kilómetros de bici y luego, el entrenamiento más específico son salidas más cortas pero de mayor intensidad. Utilizo también bastante el entrenamiento “tras moto” para simular ritmos reales de competición o por encima.

12. Este año hemos visto alguna carrera en la que una escapada ciclista ha permitido llegar a meta en primer lugar. ¿Ves posible que este escenario se repita en unos JJ.OO.?

Sí, desde luego que es algo que puede ocurrir. Y muchos triatletas lo van a intentar. Habrá que estar atento y ver qué es lo que más conviene, si intentar controlar la situación, si tratar de buscar también esa escapada… Carreras de un día se deciden muchas veces por cuestiones tácticas; por eso no es fácil ganar por muy fuerte que estés.

13. Y hablando de los JJ.OO., ¿ves Londres 2012 muy cerca o muy lejos todavía?

Ya lo empiezo a ver cerca. Creo y espero que la experiencia de Pekín me sirva para afrontar Londres en mejores condiciones. Es el único título que me falta por ganar en mi carrera y me encantaría conseguirlo, por supuesto. De todas formas para mí hay más carreras que los JJ.OO. y disfruto y me motivan muchas otras competiciones.

14. Este año se correrá la carrera de las WCS de Londres por primera vez en el mismo recorrido de los JJ.OO. de 2012. ¿Crees que lo que ocurra en esta carrera puede darnos alguna pista sobre lo que pueda ocurrir dentro de año y medio?

Creo que la carrera de 2011 probablemente no tenga que ver con la de los JJ.OO. Son competiciones diferentes, atletas diferentes (no todos, por supuesto) y en una situación distinta. Si fuera un circuito duro y exigente, te podrías hacer una idea de lo que puede ocurrir el año siguiente. Pero en un circuito llano, sin grandes dificultades, puede que en 2011 se vaya muy rápido en bici, haya escapadas y en el 2012 no… o viceversa. De lo que estoy seguro es que va a ser una carrera rápida, sobre todo a pie. El circuito, el clima… todo indica que va a haber que correr muy rápido.

15. Para terminar… ¿tienes previsto probar con el triatlón largo (doble olímpico, larga distancia ITU, Ironman…) o ese mundo te queda aún muy lejano?

No lo descarto en un futuro. Por el momento estoy centrado en la distancia olímpica. Me divierte mucho porque se va muy rápido, pero en un futuro quizá pruebe algo en larga distancia… depende de las ganas que tenga en ese momento. Pero realmente respeto lo que hacen los atletas de Ironman / larga distancia ¡y soy un gran fan de algunos de ellos!

Compartir esta entrada

 

Entradas relacionadas

1 comentario

  1. [...] This post was mentioned on Twitter by MarcosApenedoAmaral and MarcosApenedoAmaral, Iñigo Mujika. Iñigo Mujika said: Javier Gómez: “Mi motivación y mi actitud son básicamente las mismas ahora que cuando tenía 18 ó 20 años” http://ow.ly/3hWf9 [...]

    diciembre 2, 2010

Responder